FEDEPE Y EWMD RECLAMAN UNA ACCIÓN CONJUNTA INTERNACIONAL A FAVOR DE LAS MUJERES EN LA CRISIS DEL COVID-19

 

  • Vivimos momentos excepcionales tanto en nuestro país como en el resto de Europa y el mundo que debemos analizar con perspectiva global y de género. Los estudios están constatando ya el gran impacto que la crisis del COVID-19 está teniendo sobre la salud y la economía mundial, y muy especialmente en la vida de las mujeres.
    Hemos preguntado a Ana Bujaldón, presidenta de FEDEPE y a Nadine Nembach y Paola Ligabue, co-presidentas de EWMD (European Women’s Management Development Network), cómo se interpreta la actual situación desde el liderazgo femenino europeo.
    Las dirigentes de FEDEPE y EWMD, en contacto desde hace varios años, coinciden en destacar la necesidad de escuchar la voz de las mujeres para abordar la recuperación y en la importancia de las redes de colaboración a nivel internacional.

 

Pregunta. -¿Cómo está incidiendo esta crisis en los avances por la igualdad de género?¿Puede suponer un estancamiento o retroceso en materia de igualdad?

Ana Bujaldón (FEDEPE).- La crisis generada por la pandemia del Covid-19 a todos los niveles está teniendo un especial impacto sobre las mujeres y agrandando las brechas de género que aún existían. Las mujeres hemos estado mayoritariamente en primera línea durante los peores momentos de la pandemia y el confinamiento, bien como personal sanitario, bien en los servicios de primera necesidad, y esa circunstancia, nos ha penalizado: sufrimos índices de paro más elevados; empleos más precarios; mayor estrés por tratar de compatibilizar teletrabajo y cuidados; una mayor carga de trabajo doméstico…además, el número de denuncias por violencia de género se ha disparado durante estos últimos meses.
Todas estas circunstancias demuestran que, como es habitual, las mujeres sufrimos más en los tiempos de crisis, por lo que ahora es más importante que nunca trabajar para evitar retrocesos en materia de igualdad, y aprovechar las oportunidades para conseguir todo lo contrario: un avance sin precedentes que nos coloque en los puestos de decisión y responsabilidad que nos corresponden.

Pregunta.- ¿Qué papel debemos ocupar las mujeres en la reconstrucción de nuestras economías?

Ana Bujaldón.- Las mujeres debemos estar en los órganos de decisión, en los gobiernos y en los consejos de administración de las empresas. Necesitamos perspectiva de género, talento y liderazgo femeninos para reconstruir nuestras economías de una manera justa e igualitaria, sin dejar a nadie atrás.
Tanto a nivel nacional como europeo, es el momento de escuchar la voz de las mujeres porque tenemos mucho que aportar en el diseño de los nuevos modelos productivos y de consumo que necesitamos para tener un auténtico estado de bienestar, moderno e inclusivo, basado en la equidad y la prosperidad.
Seguimos reivindicando el liderazgo de las mujeres, con más fuerza que nunca. Mucha gente se ha dado cuenta por fin de que necesitamos un nuevo estilo de dirección, con propuestas creativas y empáticas para gestionar la crisis y la etapa de reconstrucción. Es una demanda de nuestra sociedad que requiere soluciones eficaces y rápidas para sus problemas. Es una cuestión de supervivencia: necesitamos proteger nuestra salud y al mismo tiempo generar riqueza y bienestar. Las mujeres podemos ser la solución que el mundo necesita.

Pregunta.- ¿Qué medidas deberíamos exigir de los gobiernos de países europeos para fomentar el avance hacia la igualdad de género en estos momentos de crisis?

Nadine Nembach y Paola Ligabue (EWMD).- Incluir a las mujeres en todos los grupos de trabajo creados a nivel gubernamental y que éstos trabajen codo con codo con hombres en todos los temas; que no se las incluya solo en los temas relacionados con género. Las mujeres pueden contribuir a muchos niveles y no solo en sectores como el cuidado, la salud y los temas humanísticos. También necesitamos iniciativas de gobiernos que cambien el hecho de que, muy a menudo y además de su trabajo, las mujeres son las únicas cuidadoras de sus familias, hijos y mayores, y que esto se ha visto intensificado y puesto en evidencia por el COVID-19. Necesitamos ayuda adicional a través de canales diversos para poder sobrellevar esta situación.

Pregunta.- Considerando la situación actual, ¿cómo de importante es la colaboración entre mujeres y la creación de redes, no solo a nivel nacional, sino también a nivel europeo?

Nadine Nembach y Paola Ligabue.- Nosotras creemos fielmente en la colaboración entre mujeres, y las redes entre ellas deberían generar también proyectos internacionales, para concienciar y visibilizar el estatus de las mujeres. Nosotros, los ciudadanos europeos, también deberíamos tratar de incluir a mujeres en terceros países, difundiendo ideas de libertad y empoderamiento en aquellos países en los que las mujeres cuentan menos que nada y ni siquiera pueden expresar sus pensamientos. Los desafíos a los que las mujeres nos enfrentamos son universales, y, en diferente grado, también los mismos en todo el mundo: necesitamos una voz unánime para que nuestras exigencias sean escuchadas.

Pregunta.- ¿Cómo pueden contribuir las redes y asociaciones de mujeres a mitigar las consecuencias que esta crisis va a tener, no solo sobre las mujeres, sino sobre la sociedad en su conjunto?

Ana Bujaldón.- Siempre, pero sobre todo en los momentos de dificultad como los actuales, en una crisis sanitaria, económica, y social sin precedentes, son importantes las redes de colaboración entre las mujeres.
Los logros en materia de igualdad de las últimas décadas han sido posibles gracias a esa acción conjunta, como respuesta a una demanda social. En estos momentos en los que nuestras estructuras económicas y sociales están debilitadas por la pandemia, las redes de mujeres se convierten en vitales para la supervivencia y recuperación del sistema.
Las asociaciones de mujeres tenemos la oportunidad y la responsabilidad de ofrecer a las mujeres espacios de debate y de búsqueda de soluciones y propuestas que no solo nos ayuden a salir de este atolladero, sino que sirvan para diseñar un futuro inmediato mejor para todos.

Nadine Nembach y Paola Ligabue.- Las mujeres deben empezar a pensar seriamente que cuantas más sean, más contarán, y que unirse puede mejorar mucho la situación general. Las redes y asociaciones deben ser percibidas como lugares amables en los que las mujeres pueden entrenarse, recibir las herramientas, el apoyo y el ánimo que necesitan para salir al mundo y conquistar la posición que les pertenece por derecho. Tenemos que aprender más de los hombres en lo que se refiere a la solidad entre ambos géneros y el espíritu de equipo. Como sabemos, trabajar en un entorno que incluye a mujeres también contribuye a mejorar la salud mental masculina.La ciencia nos demuestra una y otra vez que necesitamos grupos diversos, y definiciones actuales de liderazgo están incorporando lo que antes se resumía como habilidades “blandas” o “femeninas”. Las mujeres salvarán el mundo.

Sobre FEDEPE

La Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE) es una Federación de Asociaciones, sin ánimo de lucro, cuyos orígenes se remontan a 1987, que agrupa a las mujeres empresarias, directivas y profesionales de todos los sectores empresariales y de la Administración Pública, y tiene como finalidad ofrecer un espacio de estudio, reflexión, debate, formación y apoyo idóneos para estimular el desarrollo de las carreras profesionales de las mujeres, así como también su acceso a puestos de dirección y responsabilidad profesional en un plano de absoluta igualdad, potenciando de diferentes maneras su promoción y visibilidad tanto a nivel personal como colectivo. FEDEPE es Entidad de Utilidad Pública y órgano consultivo del Consejo Económico y Social (ECOSOC) de las Naciones Unidas.

Sobre EWMD

EWMD (European Women’s Management Development Network) fue fundada en 1984 por mujeres procedentes de escuelas de negocios, universidades y asociaciones empresariales de toda Europa. Tiene delegaciones en varios países europeos y miembros individuales y corporativos a nivel mundial. Sus objetivos principales son promover el acceso de las mujeres a la alta dirección y dar visibilidad a su contribución en empresas y escuelas de negocio.

 

 

 

Subvencionado por:
 
Patrocinadores:  
Socios corporativos:            

Los nombres, marcas comerciales, logotipos y símbolos son marcas comerciales propiedad de sus respectivas compañías.

Aviso legal. El uso de este sitio web constituye la aceptación de la Política de Privacidad.

Política de cookies

CONTACTA CON NOSOTROS

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?